Skip to content

Precios mínimos para reventa y la controversia causda por Leegin

15 marzo, 2008

A finales del año pasado la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos falló el caso Leegin Creative Leather Products, Inc. v. PSKS, Inc.127 S. Ct. 2705 (2007) y dejó sin efecto el precedente establecido por casi un siglo en el caso Dr. Miles Medical Co. v. John D. Park & Sons Co., 220 U. S. 373 (1911) en virtud del cual la fijación de precios mínimos para la reventa (retail price maintenance) era considerada una conducta ilegal per se por contravenir la sección 1 del Sherman Act. Desde entonces la doctrina ha producido abundante material que analiza los efectos de la decisión de la Corte Suprema que establece que las restricciones verticales de precios serán juzgados bajo la regla de la razonabilidad.
En el caso fallado la compañía Leegin se negó a vender sus productos a la firma PSKS, Inc. pues esta última revendía los productos por debajo de los precios sugeridos de Leegin. PSKS demandó a Leegin alegando, entre otros, que Leegin había realizado acuerdos verticales de precios con sus minoristas para fijar precios mínimos de reventa.

La Corte concluye que recientes estudios muestran que los acuerdos verticales, incluyendo los precios para la reventa, pueden tener efectos pro-competitivos. Cita como ejemplo el potencial de los acuerdos para incentivar la competencia entre-marcas (inter-brand). A pesar de que la Corte reconoce que existe el riesgo de que dichos acuerdos también tengan efectos restrictivos, , la Corte dispone que estas conductas no se ajustan a la categoría de las prohibiciones per se en la medida en que no puede afirmarse con certeza que siempre o casi siempre la fijación de precios mínimos para la reventa restringen la competencia y disminuyen la producción.

Las críticas han llegado desde diversos sectores. LANCE MCMILLIAN (John Marshall Law School – Atlanta) por ejemplo critica la decisión de la Corte desde el punto de vista de la teoría del estado pues afirma en su paper The Proper Role of Courts: Why the Supreme Court Got it Wrong in Leegin que la Corte violó el principio de separación de poderes en la medida en que el Congreso había acogido expresamente el precedente de Dr. Miles al expedir el Consumer Goods Pricing Act de1975 que considera ilegales los acuerdos de precios verticales.

En relación a la perspectiva europea, un buen artículo para conocer el enfoque que la UE le ha dado al tema de los acuerdos verticales es Collusion in Vertical Relations Under Article 81 EC (2007) de Ioannis Lianos (University College London – Faculty of Laws). Están por verse los efectos de este giro en el antitrust de Estados Unidos sobre las demás jurisdicciones del Mundo. Por lo pronto, recomiendo para la mayor comprensión de este polémico tema el ensayo Leegin Creative Leather Products, Inc. v. PSKS, Inc.: The Strange Career of the Law of Resale Price Maintenance de LINO A. GRAGLIA (University of Texas at Austin School of Law ) en la cual se hace un detallado recuento del análisis de la fijación de precios para la reventa en Estados Unidos.
About these ads
No comments yet

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.100 seguidores

%d personas les gusta esto: